miércoles, 6 de julio de 2011

Hola Grooveshark, adiós Spotify

A estas alturas todos conocemos Spotify, la aplicación para la reproducción de música en streaming a la que en los últimos meses han añadido severas limitaciones en su versión gratuita: 10 horas de música al mes (ridículo) y no más de 5 reproducciones de la misma canción (más ridículo aún), además de los ya habituales anuncios entre pistas. Además, aunque existen clientes para Windows, MacOS X y Linux, este último solo puede usarse si se dispone de una cuenta premium (una vez más, los linuxeros somos los parias).

Aunque estoy muy contento con mi colección de música actual, es cierto que en mi portátil no puedo permitirme almacenar toda la música que me gustaría por cuestiones de espacio en el disco duro, y aunque existe la posibilidad de utilizar Wine para hacer correr el cliente de Windows de Spotify (que va bastante bien, por cierto), me decidí por buscar una alternativa que funcionase de forma nativa en Linux y, a ser posible, sin todas esas limitaciones.

Es cuando encontré Grooveshark, una web donde podemos escuchar música en streaming. Ni siquiera hace falta registro, no hay limitación de tiempo ni de reproducciones, la variedad de música es tanto o más extensa que en Spotify (he encontrado música que antes no encontraba ni por asomo) y la publicidad aparece a un lado de la interfaz, nada de que te metan anuncios de David Bisbal entre canción y canción. No obstante tiene dos desventajas frente a Spotify.

La primera, la interfaz, aunque guarda similitudes con la de Spotify, es algo menos amigable. Simplemente es cuestión de acostumbrarse :)

La segunda es más grave, pero tiene solución. Al ser una web, nos vemos obligados a mantener el explorador abierto para poder reproducir música (Existe un cliente multiplataforma basado en Adobe AIR, pero es para usuarios premium). Por suerte podemos hacer uso de una pequeña aplicación para solucionar esto: Mozilla Prism. Tal y como explican en su web, nos permite utilizar aplicaciones web sin necesidad de tener un explorador abierto, y lo mejor, es multiplataforma: Lo explicado a continuación se puede hacer desde cualquier sistema operativo. 


Podemos descargar Prism desde su página oficial (Si usais Arch lo teneis en el AUR). La instalación es muy sencilla, no tendréis problemas. Cuando ejecutéis la aplicación, veréis algo como esto:


Teneis que rellenar los campos tal y como sale en la imagen:

URL: http://grooveshark.com
Name: Grooveshark (O el que os apetezca)

Marcais la casilla Desktop. Esto os creará un acceso directo en el escritorio. ¡Y ya está! Simplemente tenéis que ejecutar ese acceso directo y listo, os aparecerá en pantalla algo así:


A disfrutar de música en streaming gratis y sin limitaciones :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario